Posición de Upiav ante posible escenario de destitución de Ministro de Agricultura

PorUpiav

Posición de Upiav ante posible escenario de destitución de Ministro de Agricultura

Carlos Alvarado Quesada
Presidente de la República
San José, Costa Rica

La Unión de Productores Independientes y Actividades Varias-UPIAV-, insta respetuosamente a las autoridades de Gobierno a desistir y mejor aún, ni siquiera analizar el posible y remoto escenario de una destitución del Señor Ministro de Agricultura y Ganadería, Señor Renato Alvarado Rivera.

La posibilidad de un escenario de ese talante podría convertirse en un detonante social de alto calado en diversos actores del agro, lo cual no es atinado en las circunstancias actuales del país.

Además está claro que su posición (no pose), en los medios de comunicación es de recibo para nuestra organización ya que no cabe duda de que el modelo de desarrollo de apertura comercial ha relegado y tiene en la miseria a los sectores del agro nacional.

Así las cosas y siendo conocedores de que diversas voces globales y la misma FAO, han formulado que la pandemia ha obligado a repensarse la soberanía y la seguridad alimentaria en armonía con el medio ambiente en todo el mundo y que esta es una actividad estratégica para los sucesivos años, dejamos planteada la petitoria respetuosa al Gobierno de la República de desistir de cualquier acción contra el respetable don Renato Alvarado Rivera, lo cual incluye la posibilidad de una destitución.

Atentamente, se despide. Por Junta Directiva.

Luis Román Chacón Cerdas Secretario General UPIAV

Lea el comunicado oficial en el siguiente enlace: SG-025-2020

Sobre el autor

Upiav author

2 Comentarios hasta ahora

Nicolás Abarca Núñez,Publicada el10:54 am - May 8, 2020

Excelente posición, ahí le vamos todos. Costa Rica, necesita producir lo que se come. Fuera toda esa mafia de comercio Internacion ya ha llevado a la banca rita y en muchos casos a la desaparición de los agricultores. Medidas y acciones que han llevado a crear los anillos de miseria en las afueras de las ciudades, con las consecuentes efectos de pobreza, delitos y mala imagen del país.

LeonardoPublicada el12:06 pm - May 8, 2020

Porque los mercaderes salen a gritar y reclamar su cabeza.
Un estado con un sector primario fallido es y será siempre un estado debilitado y vulnerable.
El productor primario no pide, no roba, no evade al mismo estado. Por el contrario, trabaja, genera empleo, dinamiza el sector rural, reduce la pobreza extrema…
Los que hoy piden la cabeza del ministro, no hacen más que pedir a sus cúmplices que los protejan, que no toquen la pirámide donde están montados hace más de 30 años. 30 años en los que solo el periodismo parcial no logra ver que el país ha venido a perder su poder y capacidad de producción de:
– frijol en la zona brunca y parte del norte
– Maíz y otros granos en todo el país, principalmente en todos los llanos del norte y sur
– porque no decir Cafe, que hoy día también se importa
– arroz que alimenta miles de familias.
Proteína animal ( somos un país bendecidos de punto de vista climático) producimos y podemos producir proteína de gran calidad e con menor huella ecológica.

Por beneficios solo y simplemente de unos pocos se importan productos que los tenemos aquí frescos. Es cierto que tenemos y que hay que importar e exportar, para eso hay que darle méritos al MIEC y Procomer por su labor.

El problema es que los resultados de sus labores no representan el esfuerzo y trabajo del productor primario, por el contrario, representa la labor de unos cuantos intermediarios y unos cuantos comerciantes que no les importa, o mejor dicho que les importa que el productor primario desaparezca y que la soberanía nacional sea condicionada por lo que ellos mienten en contenedores rumbo a Costa Rica para que lo compremos y consumimos.

Se el alegato es que somos un país caro para producir, me preguntaría yo por el precio de la carne congelada e injectada en el anaquel vs el precio de la carne nacional fresca. Básicamente el mismo, donde y a quienes estarían favoreciendo.

El Sr. Ministro simplemente hizo uso del un micrófono e repitió, con vos sonante, las palabras y clamor de los productores primarios de este bello país. Resonó la voz de aquellos de aquellos silenciados, humillados, endeudados hasta el cuello, callado porque aún gritando nadie los escucha. De aquellos que despertam vendo sus cosechas pudriéndose, perdiéndose y o condicionados a entregárselos debajo del costo de producción… porque el mercado está saturado de productos importados.
Los que piden la cabeza del ministros son, simplemente, los que han cortado las piernas y brazos de los productores primarios.

Callar la boca y pedir la cabeza del ministro, después de lo que habló, es un hato de muy mala intensión (de unos pocos), es una práctica propio de los neoliberales que no les importará nunca ver el pobre “empobrecido” peor y peor.

Que el pueblo no deje que el periodismo, las redes sociales y una pequeña cúpula desmantele el MAG e deje el productor más huérfano de lo que ha estado.

Deja un comentario